distribuciónEspañolProducción

Creación de una webserie: La cosa mal

La creación de una webserie puede ser muy interesante y divertido pero ¿qué hacemos cuando tenemos una idea y no sabemos como llevarla a cabo? Hoy te vamos a explicar este proceso porque nuestros amigos de “La cosa mal” han colaborado en nuestro post para hablarnos de su proceso de creación de su webserie que ha recibido financiación por parte de una Televisión en Catalunya.

También te puede interesar:

CREACIÓN DE UNA WEBSERIE: El caso de La cosa mal

Escrito por Rubén Cantón y Anaïs Castaño

Seguro que muchas veces has tenido una idea que te gustaría desarrollar pero luego no sabes ni por dónde empezar. Hay muchos pasos que separan una idea del producto final, por lo que te explicamos el ejemplo concreto de la creación de La cosa mal, una sitcom semi-guionizada que trata sobre las desventuras de tres compañeros de piso. Aunque cada apartado daría para mucho más, aquí tenéis una guía con la que empezar:

  1. ESTUDIO DEL GUION

Antes de nada necesitas saber los principios clave de la formación de las buenas historias, por lo que te recomendamos leer y ver: debes conocer el funcionamiento del guion y consumir material audiovisual a través de los cuales guiarte. Libros de guion hay muchos, pero los fundamentales y que personalmente recomendamos son El guion y El diálogo de Robert McKee y Screenplay de Syd Field. Adicionalmente a leer libros teóricos es muy recomendable leer guiones de películas, ya que así te quedará mucho más claro el formato y la estructura de éstas. Pero no solo hay que quedarse en leer, sino que también hay que ver. La misma historia se puede plasmar en pantalla de maneras muy distintas y entran en juego muchos más factores que también hay que tener en cuenta. En el caso de La cosa mal, los principales referentes fueron las comedias de situación Larry David y Colgados en Filadelfia. Además, si se va a analizar una película hay que tener muy claro qué, cómo y dónde mirar, por lo que empezar con análisis audiovisuales, que puedes encontrar tanto en texto como en video, es una muy buena idea. Nosotros te recomendamos los siguientes canales: Lessons for the screenplay, Just write y Every frame a painting.

  1. DE LA IDEA AL GUION

Una vez se tiene la idea y sabes cómo desarrollarla, hay que tener claro el formato. En el caso de querer crear una serie, hay que saber si va a ser autoconclusiva o si sigue un arco argumental durante su totalidad. El formato de La cosa mal es autoconclusivo por lo que no se ha tenido en cuenta ningún arco argumental continuado durante los episodios de la serie. Por contra, se ha trabajado más la estructura interna de cada capítulo, que están formados por tres tramas diferentes que se van interrelacionando hasta desembocar en un final climático. Pero para poder llegar a realizar este guion literario sin dejar cabos sueltos es necesario acotar todo muy detalladamente a través de sinopsis argumentales y biblias de personajes; al igual que para plasmarlo en imágenes es recomendable realizar un guion técnico y/o storyboards. Aunque éstos últimos son recomendables, no son puramente obligatorios, dependen de la experiencia del director y de la complejidad de la historia. En nuestro caso tan solo se realizó un guion técnico básico de las escenas más complejas, ya que al tratarse de una serie semi-guionizada con mucha cabida a la improvisación se tenía que conocer muy bien la puesta en escena para que la cámara en mano funcionase. Al fin y al cabo, el guion técnico no es solo para el director, sino una herramienta que facilita el trabajo al equipo técnico. También es importante el reflejo de esta historia en imágenes, por lo que una guia visual es recomendable: no solo ayudará a formar el proyecto, sino también a venderlo a posibles inversores. En ella se pueden incluir no solo fotografías o fotogramas, sino también pinturas, textos, paletas de color, etc.

  1. PREPRODUCCIÓN

Una vez se ha creado un guion literario definitivo y se tiene claro cómo se va a plasmar, es necesario anotar todos y cada uno de los elementos indispensables para que se pueda llevar a cabo. Estamos hablando de equipo técnico, actores, localizaciones, atrezzo, vestuario, material, catering, etc. Si antes de tener el borrador final del guion ya se conocen con certeza los personajes, sus perfiles y las localizaciones, es hora de empezar a trabajar, puesto que debe comenzarse la producción lo antes posible. Para La cosa mal no hubo necesidad de realizar una dirección de casting, ya que todos los actores son conocidos de los creadores. Pero de ser necesario, es recomendable visitar webs de representantes y publicar anuncios con los perfiles específicos que se requieren. Te aconsejamos incidir en webs como Casting, Solocasting, Vibuk y grupos de teatro, entre otros. Es muy importante pedir siempre un videobook, puesto que chequear previamente el acting del actor nos ahorrará mucho tiempo dada la no necesidad de citarlos en casting presencial si desde un principio sabemos que no nos encajan.

En lo referente a los espacios, tan solo tuvimos que gestionar los permisos de grabación en espacios públicos y parques que, en nuestro caso, fue tramitado por la Barcelona Film Commission. Ellos mismos ofrecen un gran listado de localizaciones que, en ocasiones, ofrecen precios competentes para estudiantes. Muy importante es tener claro que para las localizaciones privadas también deben prepararse permisos de cesión de espacio donde se acoten todos los usos y derechos. En nuestro caso se tramitaron cesiones de espacio para el Espai Cultural Montbarri, las oficinas de Arquitectes Ensenyat-Tarrida y dos pisos particulares. Asimismo, no debe olvidarse que el equipo técnico y artístico también deben recibir un contrato de trabajo o colaboración —dependiendo de la remuneración— e incluso una cesión de derechos de imagen. La misma Bcn Film Commission pone a disposición pública diversos modelos de contratos, cesiones e incluso los convenios audiovisuales.

A su vez, debe realizarse un plan de rodaje para acotar cuándo se rodarán cada una de las escenas minimizando el número de días y, por tanto, de coste; además de complementarlo con un plan de producción que acote los elementos necesarios por jornada de rodaje. Para La cosa mal se tuvo la suerte de contar con un equipo técnico que no solo era amplio y especializado en diferentes sectores que se complementaban entre sí, sino que además contaba con material propio, por lo que no fue necesario su compra o alquiler. Esto permitió reducir mucho los costes de producción, algo sumamente importante, puesto que se trataba de un proyecto de inversión completamente propia.

Pasamos así a la financiación; al tratarse de una webserie, se decidió comenzar rodando tan solo el piloto y su correspondiente teaser, los cuales sirven como plataforma lanzadora y muestra de estilo para posibles inversores. Con ello no tan solo se cuenta con una muestra audiovisual de lo que es el producto final y su forma, sino que resulta un ejemplo directo de lo que eres capaz de crear. Siempre resulta indispensable realizar una inversión monetaria previa que luego puede recuperarse a través de las inversiones de sponsors, colaboradores, productores, crowdfundings, etc. En nuestro caso, esta inversión propia viene acompañada de un crowdfunding a través de la plataforma Verkami y una coproducción con el canal televisivo Betevé. Este no solo aporta hasta 2000€ adicionales para la creación del proyecto si se realiza mucho eco en redes sociales, sino que incluye durante más de un mes el piloto en su parrilla televisiva habitual conjuntamente con una entrevista a los creadores. Para llegar a este punto, se envió una propuesta directamente al correo del programa Tube d’Assaig que incluía título, formato, duración, género y una pequeña sinopsis de un par de proyectos. Finalmente se requirió el montaje final del piloto y, tras su visionado, decidieron apostar por La cosa mal y rodar una entrevista con los creadores de la serie para emitir ambos materiales por televisión.

  1. RODAJE

Debe tenerse claro que una buena preproducción facilita y lleva a un buen rodaje. Es recomendable que a la hora de crear un plan de rodaje se añadan descansos y se sea realista con el tiempo que se posee. Es más, si se puede dejar un espacio extra de tiempo, mejor. Siempre pueden ocurrir imprevistos que retrasan los horarios. Dado que La cosa mal es un formato en el que la improvisación es muy importante, se le ha dado especial importancia a dejar mucho tiempo extra para poder experimentar e improvisar momentos que no estaban pronosticados. Asimismo, el guion técnico se ha creado como una base simplificada que puede ir evolucionando durante el rodaje.

El rodaje del piloto se dividió en 4 días, empezando por el Espai Cultural Montbarri. Este fue el primero debido a su poca flexibilidad y lejanía del resto de localizaciones; por lo tanto, cuanto antes se pudiera tener el material, mejor. Se dedicó la mañana de otro día a rodar las escenas de los personajes Mateu y Ana y, en esa misma vivienda, se rodó toda la escena final de la fiesta por la tarde. El tercer día se rodaron las escenas de oficina, para finalizar con un cuarto día con los tres protagonistas junto a las escenas de exteriores, ya que todas estas localizaciones son en la misma zona y con los mismos actores.

  1. DISTRIBUCIÓN

Por último, queda uno de los procesos más importantes y difíciles: su distribución. Tal y como se ha comentado previamente, La cosa mal forma parte del proyecto Tube d’Assaig de Betevé, por lo que una pequeña vereda queda abierta al haber entrado en la parrilla televisiva y formado parte del plan de acción de redes sociales de dicho programa y cadena. Aun así, no debe bajarse la guardia, sobre todo en lo que a redes sociales se refiere, puesto que en la actualidad es un gran ventanal expositivo y hay que saber estar activos en todas ellas: Facebook, Instagram, Twitter… Hay que ser consciente de que no todas funcionan igual y ofrecen la misma exposición, por lo que debe tenerse muy claro el target y cuáles inciden más directamente sobre él. En nuestro caso, se ha realizado especial hincapié en Instagram, puesto que no solo nos proporciona un engagement más rápido con nuestro target, sino que permite hacerlo a través de sketches y propuestas audiovisuales que se asemejan más al contenido propuesto.

Sabiendo esto, deben conocerse los medios habituales del sector, empezando siempre por el dosier de producción, que no es más que un documento que recoge el proyecto y toda su información vital: sinopsis detallada, ficha técnica, biblia de personajes, equipo técnico y artístico, guía visual, colaboradores, partida presupuestaria, contacto, etc. Una vez creado este dosier, es hora de empezar a moverse por los principales centros expositivos: concursos, festivales, pitchings, clusters audiovisuales, encuentros de networking, etcétera. También es importante buscar colaboración, de cualquier tipo, tanto en organismos oficiales del Estado (ayuntamientos, ayudas y subvenciones estatales o comunitarias, organizaciones…) como en pequeñas marcas, comercios, salas, centros cívicos o grupos comunitarios, entre otros. No solo se busca apoyo económico, sino visualización, ya sea a través de redes sociales, pósters, newsletters, salas de proyección y/o charlas. Al encontrarnos con un producto con un target tan específico y con dirección seminovel, hemos optado por contactar con pequeñas marcas, comercios y personajes del ambiente barcelonés para realizar colaboraciones, además de presentar una propuesta de estreno capitular en diferentes localizaciones de la ciudad condal. Esto no solo permite que los usuarios visualicen cada capítulo de manera exclusiva en la pantalla grande, sino que a través de la misma organización del centro expositorio en cuestión se realice un acto de marketing para dar a conocer la webserie. Llegados a este punto, lo más importante es tener claro que como existe la gran posibilidad de que el medio de distribución principal sea YouTube, lo difícil no es exponerlo, sino conseguir un buen número de seguidores que no solo se queden a ver la serie, sino que primeramente lleguen a ella. El contenido de internet es ampliamente basto, por lo que deben tocarse todas las puertas posibles.

Para saber más del proyecto, puedes visitar las siguientes redes sociales:

Facebook

Instagram

Twitter

Si te ha gustado esta entrada y querrías colaborar con el lanzamiento de la serie y sus jóvenes creadores, puedes visitar el siguiente enlace al proyecto de Verkami. Recuerda que cada granito de arena, tanto en forma de donación como de difusión, es una gran ayuda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.